fbpx
¿Qué es la tanatopraxia?

¿Qué es la tanatopraxia?

La tanatopraxia consiste en un trabajo cuya historia se remonta a más allá de los 5.000 años antes de Cristo. Se trata de una práctica que posee un nombre muy técnico, por supuesto, dado que es un trabajo que se ha mejorado gracias a la modernidad, pero que ha tenido un gran impacto a lo largo de la historia de la humanidad.

En Funeraria Abrisa, la labor que representa este campo de acción es fundamental, ya que en esta se concentran todas las técnicas para permitir que el cuerpo sin vida de una persona, pueda afrontar todo el proceso del funeral, sin afectar emocionalmente a las personas, como también garantizando ciertas condiciones higiénicas que se derivarían de la descomposición del cuerpo.

Esta disciplina tiene realmente varios aspectos a trabajar, como lo es el embalsamiento del cuerpo, su restauración e higienización. De hecho, dentro de la misma tanatopraxia se encuentra el campo de la tanatoestética, cuestión de la cual se ha hecho una referencia en otro de los artículos de este blog.

A continuación podrás tener un acercamiento más concreto de lo que supone esta práctica:

Limpieza y desinfección gracias a la tanatopraxia

Una de las tareas fundamentales que debe cumplir el tanatopractor, que es como se le llama al profesional que ejerce este trabajo, consiste básicamente en mantener limpio el cuerpo, ya que por ejemplo cuando una persona fallece sus esfínteres quedan inhabilitados, dejando que la orina contenida se libere.

En este campo el experto debe analizar las condiciones químicas del cuerpo sin vida para tomar una decisión de qué técnicas y sustancias utilizar para favorecer la limpieza. Gracias a esta actividad se puede garantizar que el cuerpo mantenga su belleza natural, evitando que condiciones como el rigor mortis, afecte radicalmente a la imagen del cadáver.

Extracción de tejidos y marcapasos

La otra tarea fundamental que debe cumplir un tanatopractor tiene que ver con el modo en que debe extraer prótesis y marcapasos, que es tan crucial erradicarlos cuando la familia decide que el cuerpo sea incinerado. Esto implicará naturalmente, que el profesional realice incisiones y conozca a la perfección como manipular el interior del cuerpo humano.

Igualmente, dentro de otras de las misiones de la tanatopraxia se encuentra lo que es la extracción de tejidos para muestras de ADN. El profesional debe saber qué tejido específico es el más idóneo para su conservación, ya que muchas familias desean mantener un respaldo genético de la persona fallecida, por si a largo plazo se necesita para realizar pruebas de parentesco.

Reconstrucción del cadáver

Dentro de otro de los pasos que debe completar el tanatopractor se encuentra el poder reconstruir o reformar la presentación del cuerpo sin vida de la persona. Por ejemplo, si la persona falleció a causa de un accidente, dejando en su rostro alguna herida notable, será necesario aplicar suturas, como también otros recursos cosméticos para que dicha herida sea erradicada.

El ocultar cicatrices también hace parte de su responsabilidad. En el caso de personas que han fallecido a causa de enfermedades como el cáncer, que dejan secuelas en el rostro o una notable delgadez, la misión de este profesional consiste en reformar esas condiciones para convertirlo en algo mucho más hermoso y presentable.

En este aspecto son muchos los recursos con los que cuenta el tanatopractor para completar bien su trabajo. Por ejemplo, puede hacer uso de algodones, espuma, latex, entre otros, para que la piel de la persona fallecida se vea perfecta, al margen de cualquier cardenal o golpe que haya recibido en un accidente u otra circunstancia.

Presentación final del difunto

Una vez se han cumplido con todos los procesos anteriores, la labor del profesional se centra en vestir propiamente al difunto, como también de maquillar su rostro y las zonas del cuerpo que quedan a la vista. De ese modo, el cuerpo de la persona cumple con todas las características para que sea presentando en un ataúd.

Funeraria Abrisa expertos en tanatopraxia

Nuestro equipo de Abrisa tanto José Manuel Golpe como Tatiana Marzoa, ambos recibieron el certificado oficial de tanatopraxia para ofrecer el mejor servicio a sus clientes.

ba716ac1-7b7d-45b2-9c7a-d1d088f8e215.jpg

 

 

Abrir chat
Ir al contenido