fbpx
Conoce los epitafios famosos más divertidos

Conoce los epitafios famosos más divertidos

¿Sabes qué es un epitafio? ¿Has pensado el tuyo? Quizás no parezca muy agradable pero puede ser divertido. Muchas personas eligen hacer de su último recuerdo algo gracioso que sus familiares puedan recordar con humor. En otros casos son los propios familiares los que ponen algo original en la lápida de su ser querido difunto. Echa un vistazo a los epitafios famosos más divertidos y ve pensando el tuyo. Porque la muerte es parte de la vida y no tiene que ser siempre tan triste.

 

¿Qué es un epitafio?

Un epitafio es un texto que en ocasiones se inscribe en la lápida o placa sobre la tumba del difunto. Puede ser algo escrito por la familia con cariño o algo que el difunto dejó en vida para poner. El nombre Epitafio, epitaphium en latín, es compuesto de dos voces griegas epi, sobre, y taphos, tumba, es decir, inscripción puesta sobre una tumba.

Epitafios famosos

Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien. (Molière)

 

Eso es todo amigos. (Mel Blanc, voz de Porky)

 

Estuve borracho muchos años, después me morí. (Francis Scott Fitzgerald)

 

No es que yo fuera superior, es que los demás eran inferiores. (Orson Welles)

 

Parece que se ha ido, pero no se ha ido. (Cantinflas)

 

Que baje el telón, la farsa terminó. (Rabelais)

 

Quien resiste gana. (Camilo José Cela)

 

Si alguien va a mi funeral con una cara larga, nunca le hablaré de nuevo. (Stan Laurel)

 

Si no viví más, fue porque no me dio tiempo. (Marqués de Sade)

 

Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo. (Miguel de Unamuno)

 

Ya decía yo que ese médico no valía mucho. (Miguel Mihura)

 

Lo mejor aún está por llegar. (Frank Sinatra)

 

Os dije que estaba enfermo (Spike Milligan, actor cómico)

Epitafios divertidos anónimos

Al fin polvo

 

Aquí yace mi mujer, fría como siempre

 

Señor recíbela con la misma alegría con que yo te la mando

 

Menos flores y traedme birras, cabrones

 

Estos días se me están haciendo eternos

 

Estoy aquí en contra de mi voluntad

 

Por fin dejé de fumar