fbpx
En qué se diferencian los ritos y servicios funerarios de España y el resto del mundo

En qué se diferencian los ritos y servicios funerarios de España y el resto del mundo

Es evidente que cada cultura y cada religión, generan ritos distintos. Esto está directamente relacionado con los servicios funerarios que se realizan en diferentes países del mundo. Históricamente, el propósito de la mayoría de los funerales religiosos era ayudar a los difuntos en su paso a la siguiente vida, y esto sigue siendo un factor importante para muchos.

Tradición y servicios funerarios en el budismo

No existen ritos funerarios universales en el budismo, y los practicantes, a menudo siguen la tradición común en el país en el que viven.

Una de las formas más tradicionales del ritual de muerte budista es el Entierro del Cielo Tibetano (o Dispersión de las Aves). El difunto es apostado en una montaña para ser comido por buitres y otros carroñeros. Si los buitres se acercan rápidamente, indica que la persona tendrá un paso fácil. Usar el propio cuerpo para alimentar la vida silvestre también se ve como un acto de gran dana (caridad) que muestra las virtudes budistas de: metta (bondad amorosa) y karuna (compasión). Todo esto ayudará al difunto a alcanzar el Nirvana.

Los budistas también pueden practicar la cremación, el entierro acuático o la inhumación según las costumbres locales.

Los ritos en los funerales cristianos

La práctica varía ampliamente entre las diferentes denominaciones cristianas y alrededor del mundo.

En algunas tradiciones ortodoxas los servicios se llevan a cabo 8 días, 30 días y un año después de la muerte.

Las iglesias protestantes tienden a enfatizar la distinción entre cuerpo y alma, y ​​la suposición a menudo es que el alma llegará al cielo, mientras que el cuerpo es de poca importancia y puede ser eliminado de forma permanente (por ejemplo, a través de la cremación).

La Iglesia Católica Romana ha permitido la cremación desde 1963 siempre que hacerlo no refleje una falta de fe en la resurrección corporal. Por esta razón, en 2016, el Vaticano prohibió la dispersión de restos incinerados o mantenerlos en un espacio no sagrado.

El catolicismo romano y las iglesias ortodoxas siguen favoreciendo el entierro en lugar de la cremación debido a la creencia en la resurrección física del cuerpo.

Los funerales católicos romanos y ortodoxos tienden a enfocarse en una fórmula ritual y litúrgica y pueden no enfocarse mucho en la vida o el carácter de la persona fallecida (esto generalmente se deja para los memoriales). Esto se debe a que el propósito principal del funeral, se considera un paso de la persona fallecida para llegar al cielo.

 Las costumbres funerarias del Islam

El Islam enseña que el cuerpo reside en el ataúd hasta el día del juicio. Este es un período de prueba en el que los ángeles cuestionarán a la persona sobre sus creencias y prácticas. El ataúd será un paraíso para los justos, mientras que para los injustos será una tortura. En el Día del Juicio, los muertos resucitarán para enfrentarse al juicio final.

Como los musulmanes creen en la resurrección física, no se recomienda la cremación.

El entierro debe realizarse tan pronto como sea posible después de la muerte y preferiblemente dentro de las 24 horas.

La persona que ha muerto es preparada lo más rápido posible después de la muerte, y envuelta en un simple sudario blanco. Para los hombres, se pueden usar hasta tres piezas de tela para este propósito, para las mujeres, cinco. Dependiendo del país, se usa o no ataúd y el cuerpo se posiciona mirando hacia La Meca.

Funerales según el rito hindú

Los hindúes creen que el atman o “yo” de la persona que ha muerto se reencarnará. Los rituales funerarios se basan en los Vedas, un antiguo conjunto de escrituras, en las que los Samhitas se ocupan de la correcta ejecución del ritual.

La mayoría de los hindúes son incinerados. En el ritual védico, el fuego (a menudo visto como el dios del fuego, Agni) es el medio por el cual las cosas se mueven del reino de los mortales al reino de los dioses. Las excepciones a esta regla son niños muy pequeños y Sanyasi (renunciantes) que no se cree que requieran purificación en fuego.

La tradición dicta que el hijo mayor del difunto debe ser la última persona en tocar el ataúd, antes de la cremación, por lo que los hindúes pueden pedir que se les permita cargar el féretro hasta el horno crematorio.

Algunos hindúes reclaman la legalización de la cremación al aire libre, ya que en la tradición India se realiza de esta manera, a orillas del río, y los restos incinerados se esparcen en el río Ganges a ser posible.

 

Como has podido comprobar cada cultura y religión tiene sus propias costumbres y como consecuencia los ritos y servicios funerarios se practican de forma particular según cada caso.

 

WhatsApp chat